Preguntas Frecuentes

ACCIONES

Se calcula en base al volumen de producción de madera -200 metros cúbicos por hectárea aproximadamente- y en una estimación conservadora del aumento del precio de la madera en 5% anual, lo cual es muy inferior al promedio de los últimos 40 años. También se toman en cuenta las proyecciones de gastos.

Los accionistas son dueños de la tierra, la plantación forestal dotada de los recursos económicos hasta la cosecha e indefinidamente de los cortes sucesivos.
En general, son dueños de la empresa en proporción al número de acciones que adquiere. A su vez la empresa es dueña de la plantación y de los recursos necesarios para su mantenimiento. Por derivación, el accionista es dueño proporcional de la plantación (tierra y árboles), así como de los recursos de la empresa. El inversionista es dueño permanente sin límite de tiempo, mientras mantenga sus acciones, naturalmente.

La rentabilidad se percibe a partir del momento en que se compran las acciones. Es importante distinguir los componentes de la rentabilidad; por un lado la rentabilidad está compuesta por la variación del precio de la acción a lo largo del tiempo, y en segundo lugar por la percepción de dividendos. Esencialmente los dividendos se reparten al corte de la plantación, en el año 20 a partir de la siembra. Además, mientras la plantación va desarrollándose a lo largo del tiempo, el precio de la madera sube y el precio de las acciones, también. Esto genera un incremento en el valor de la inversión del inversionista.

El mínimo recomendable es de $2400, equivalente a 923 acciones para inversionistas nacionales y $6000 o su equivalente a 2300 acciones para inversionistas extranjeros, al momento de la oferta pública.

El monto mínimo de inversión es técnicamente posible con $2,60, que es el valor de una acción. El monto máximo de inversión deseado por los promotores es el 10% de la compañía; no obstante al ser una compañía que cotiza en bolsa, no podemos impedir la compra de una cantidad mayor. Los promotores, participan en aproximadamente el 25% del capital accionario, protegiendo de esa manera una participación hostil en perjuicio de los pequeños inversionistas.

Presentar un documento de identidad -para ecuatorianos la cédula de identidad y para extranjeros el pasaporte-. Adicionalmente es responsabilidad de quien recibe el valor de la inversión, Banco o Casa de Valores, el establecer que los fondos que reciben tengan origen lícito.

No es necesario venir físicamente al Ecuador para realizar una inversión; basta con que usted llene un formulario de apertura de cuenta y mandato en una Casa de Valores (le recomendamos Albion Casa de Valores), e instruya la compra de los títulos valores que determine, para que la operación se efectúe. Indudablemente la Casa de Valores pedirá una transferencia de fondos y operará con los fondos líquidos y a su disposición. Para seguridad suya, puede consultar vía email a la Bolsa de Valores de Guayaquil sobre Albion Casa de Valores.

La apertura de su cuenta de inversión puede realizarla con un monto mínimo de $2,400. Es importante anotar que en Ecuador existen normas para la prevención del lavado de dinero, con lo cual la información que solicite la Casa de Valores será imprescindible para realizar una inversión. Aquello protege su inversión y las de los demás accionistas

Los únicos activos previstos en cada una de las empresas corresponden a la plantación y a las inversiones (activos líquidos antes mencionados). Existirá también una pequeña inversión correspondiente al 1% de participación en un aserradero, debido a que todas las empresas forestales que promovemos y operamos tienen una participación en dicho aserradero, que corresponde a un proceso de integración pensado en el largo plazo, en beneficio de los socios de las empresas forestales.

Las empresas no prevén tener pasivos de ninguna naturaleza.

Los accionistas de manera democrática designan a los administradores en la Junta de Accionistas establecida para tal fin.

PLANTACIONES

Al momento de realizar la oferta pública de acciones, los Promotores habrán aportado los recursos necesarios para que las plantaciones puedan ser mantenidas apropiadamente.

La explotación la hará la propia empresa, por tanto todos los réditos corresponden a los accionistas de la empresa como tal.
Existe la visión de buscar un proceso de integración vertical hacia delante (agregar valor), es decir lograr el procesamiento de madera desde su estado natural; sin embargo, la rentabilidad del 15% de TIR está calculada sin considerar ese escenario. Estamos seguros que el escenario de integración vertical añadirá una mejor rentabilidad a los inversionistas.

La tierra es y será propiedad plena de la empresa, por tanto de los accionistas en la proporción de su participación. Es importante anotar que al estar la tierra en propiedad plena de la empresa, los cortes sucesivos de la plantación son propiedad de la empresa y por tanto de sus accionistas.

Existen varias modalidades de siembra en términos de densidad, dependiendo el tipo de terreno, los costos de manejo y ciertos supuestos que manejan quienes desarrollan plantaciones de teca. En nuestro caso, hemos considerado como densidad óptima la siembra de 833 árboles por hectárea, bajo la modalidad de 4 x 3.

La teca es inmune al fuego a partir del cuarto año de siembra, y muy resistente hasta aquel momento. En el evento de existir un incendio luego del cuarto año de siembra, la teca no se vería afectada. Si el incendio es anterior a tal periodo, lo más probable es que se efectúen labores de reanimación de la plantación, consistentes en el corte hasta un nivel de 15 centímetros del suelo y posteriormente aplicación de agua. Debido a que la planta tiene el sistema radicular bajo tierra, lo más probable es que el mismo no se vea afectado, con lo cual en el siguiente invierno las partes afectadas por el fuego se verán restablecidas.

En el improbable evento en que el fuego destruyera la plantación, se recurriría a realizar el reclamo por siniestro al seguro, para luego del cobro respectivo, realizar la resiembra en la estación invernal siguiente.

Es importante conocer que desde el inicio de SIEMBRA, jamás se ha tenido que recurrir al seguro para reclamar por un siniestro.

En Ecuador no existe peligro de huracanes. Estando situado en una zona que puede ser afectada por el fenómeno El Niño, pueden producirse lluvias fuertes y prolongadas; sin embargo por la topografía del terreno donde se desarrollan las plantaciones, no se presenta el riesgo de inundación. Los terrenos cuentan con muy buenos drenajes naturales.

La teca es muy resistente a las plagas, y en Ecuador no se registran ataques de plagas que hayan afectado las plantaciones de teca. Por la estructura mecánica de la madera de teca, ésta es muy resistente a los insectos.

MERCADO DE MADERA DE TECA

La madera de la Teca es muy apreciada y solicitada en todo el mundo para la construcción de: cubiertas, adornos y trabajos detallados en barcos, muebles finos especialmente de exterior, pisos, tallados, ebanisterías y trabajos en torno.

La madera de la Teca es rica en aceites naturales que la hacen muy duradera. Es resistente a la humedad y a los procesos de secado cuando es expuesta a la intemperie y una altísima resistencia al ataque de hongos y termitas debido a que estos aceites naturales actúan como repelente natural de insectos. Tiene también una gran resistencia al fuego y a la descomposición.

Las características físicas de la teca le han dado la reputación a nivel mundial de una madera Premium. La producción actual es de alrededor de 3 millones de m3 al año, con lo cual la teca ocupa una pequeña posición en términos de la producción mundial de madera, sin embargo es reconocida como una madera de alto valor en el mercado mundial.

Creado por Bang ©2018 SIEMBRA | Plantaciones de Teca en Ecuador
Loading...